Image Image Image Image Image
Compartir
Share on Facebook
Scroll to Top

Arriba

Columna

01

Ago
2018

Sin comentarios

En Columna

Por Noe Sánchez

Lumbres

En 01, Ago 2018 | Sin comentarios | En Columna | Por Noe Sánchez

mi abuela materna tuvo cinco hijas y tres hijos

y contaba que se había ido a la iglesia a rezarle a dios para que por favor no le mandara más

mi mamá tuvo cuatro y perdió uno

las dos primeras por cesárea

y el obstetra que le decía que listo

que una más con bisturí y a otra historia

pero terca

trajo las dos que siguieron por parto normal

que es distinto del parto respetado

como escuchamos hoy

dar a luz en la casa

en un lugar seco y cómodo

o en el agua

o en la habitación de un hospital pero asistidas por doulas

atendiendo a la postura

a la naturalidad del gesto

al saber ancestral

ahora

que elegimos cerrar y abrir la puerta a la vida

que no tenemos que rogarle a dios

que estamos atentas a nuestros cuerpos

a nuestras necesidades

a nuestros gustos

elegimos respetar y respetarnos

dónde cuándo con quién cómo

traer con amor

parir en liberatd

simplificar los métodos

con menos intervenciones y más cuidados

para que alumbrar para que nacer

sean ciclar conscientes

un recibimiento y una entrega

un festejo vital de su energía

una paciencia elástica como útero

una gratitud atemporal

un bienestar en lo desconocido

una seguridad en la mudanza

esa transformación del mundo

su movimiento

salir del vientre

pujar afuera

la posibilidad

de todo

 

C.

Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.
Escribe sobre todo poesía. También juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y tejido para adultos, y de lectura y escritura lúdica para niños. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite
también se divierte con eso.
En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Ilustración: federica Jachymiak 

Nació en la Ciudad de Córdoba, en el invierno de 1995. Cursó la Licenciatura de Escultura en la Universidad Nacional de Córdoba. Artista visual, dibujante, ilustradora, escultora, autodidacta en animación. Realiza trabajos individuales y grupales en diversos formatos y lenguajes artísticos. Feminista, disfruta de habitar en ferias, apuesta por la autogestión. Impulsada por el amor a la libertad, la bici, viajar, el mar y el entrecruce entre las artes.
Contacto: fede.jachymiak@gmail.com
Instagram: fd.jachymiak

Compartir
Share on Facebook

Enviar comentario