Image Image Image Image Image

Hace tiempo encontré tu retrato en una caja

junto a otras fotos, dentro de un armario en la casa de mis abueles.

En el dorso, el sello del estudio de foto indica un lugar

Goya, Corrientes. 


Desconozco tu nombre y qué lugar ocupas en el árbol familiar

ya no están quienes podrían darme esa información,

pero una parte de mí te reconoce

como mi ancestra

y te imagina con los saberes de una bruja.


Bruja de manos verdes

que sabe los nombres y propiedades de las plantas

que la convoca el fuego y la guía la luna, en su vida y en su siembra 

que fuma en pipa mientras lava la ropa en el río.


Esa parte de mí también imagina que quizás

fuiste la madre de Emilia,

mi tátara tátara abuela

mujer originaria que habitaba Ojo de Agua, Santiago del Estero.


Las convoco 

a todas las brujas que me anteceden

cuando me trenzo el cabello

cuando mis manos tocan la tierra

cada vez que siembro, transplanto, cosecho

cuando observo una planta de la que aún no se el nombre

cuando inicio un fuego que mantiene vivo al ritual del aquelarre

las hago presente a ellas y a sus saberes

me acompañan las brujas de manos verdes.


Federica Jachymiak Nacida en Córdoba Capital. Estudió Artes visuales en la UNC. Gusta de crear, jugando a entrelazar las artes. Guardiana de semillas libres, amor por las plantas, las diversidades y la bici.

Contacto: Instagram: @fedenbici

Paola Lucero Antonietti – También Cósmica / pla (o viceversa) –

Flor de la red flordelunar, arquitecta, ilustradora, docente, cósmica. Nacida el 2 de setiembre de 1979 en Córdoba Capital.Realiza diseños cósmicos en distintos soportes y formatos:  ilustraciones, mosaico fanzines. Arquitecta que pone su mirada en la ciudad y el habitar de la ciudad, haciendo foco en el diseño participativo y colectivo Es docente del secundario en donde aprende mucho de los chicos y las chicas. / Desarrolla talleres con niños y grandes en donde la creatividad es el motor de las producciones. Y juega.

Contacto: lapaocosmika@gmail.com / Facebook: Cósmica / PLA / Instagram: Cosmica.pla

 “Día a día se iba volviendo más seria y taciturna. Se extrañaban sus carcajadas y sus ocurrencias. Pasaba largas horas invocando espíritus a la luz de la luna, sacrificando alimañas para extraer la esencia vital de sus vísceras o fumando unas hierbas secretas que le enrarecían el ánimo porque, según decía, a través de ellas se conectaba con las fuerzas oscuras.” 

(Diario de un hada)

           El tema de las brujas me fascina. Tanto que no podía decidir qué escribir, desde dónde encararlo ni qué texto usar como introducción. En estos días una amiga que es psicóloga y bruja, pero sobre todo bruja; me prestó “Cometierra” una novela de Dolores Reyes que cuenta la historia de una joven del Gran Buenos Aires que come tierra y a través de la tierra tiene visiones que le indican el paradero de personas desaparecidas, la mayoría de las veces mujeres jóvenes, víctimas de femicidios. También estuve releyendo “Calibán y la bruja”, de Silvia Federici, que nos habla de un verdadero genocidio de mujeres perpetrado por el poder en la Europa del siglo XVI y trasladado a la América colonial. Mujeres que eran médicas, estudiosas, tarotistas, astrólogas, practicaban abortos, sabían sobre plantas o curaban el empacho. Al final decidí citar un texto mío y hacerme cargo de mi propia transmutación. Porque desde hace un tiempo siento que me estoy convirtiendo en bruja. Y no es porque cada vez me interese más la astrología o porque sea muy buena tirando el tarot que digo que me estoy convirtiendo en bruja. Es un poco por eso, pero es más que eso. Lo digo porque, al igual que las jóvenes protagonistas de “Diario de un hada”, el primer libro que escribí; o que Cometierra, esa bruja bonaerense que toma birra y escucha cumbia y de quien solo conocemos el apodo; o que cualquiera de las brujas condenadas a la hoguera por la Inquisición; he conocido el costo que hay que pagar por ser una mujer que le entra a fondo al conocimiento de lo desconocido, que se corre de ese lugar llamado “normalidad”, que renuncia a ser la mejor del grado, la niña obediente, la trabajadora ejemplar, la buena madre; para ser sencillamente ella misma. Una mujer libre. 

Dicho así suena muy bonito. Pero hemos de saber que el mundo nos va a castigar por ser tan osadas. Vamos a perder trabajos, espacios de militancia, amistades, parejas, cargos políticos, aplausos, premios, prestigio, dinero  y todas esas cosas con las que este mundo patriarcal premia a las mujeres hacendosas, disciplinadas y sonrientes. Como brujas en plena transmutación que somos, no nos preocuparemos demasiado por estas cuestiones. Ya hemos aprendido que la normalidad apesta y que el éxito individual es una farsa si no se pone al servicio de algo superior. Así que disfrutaremos bastante esta nueva soledad y seguramente nos dedicaremos al estudio, el auto conocimiento, la meditación…en fin, la brujería. 

Bienvenida sea esta soledad. Porque solo a partir de ella afinaremos la intuición, el olfato y la mirada para encontrarnos con otras brujas como nosotras. Porque este mundo de princesas complacientes, correctas y bien vestiditas, se está desmoronando a un ritmo tan acelerado que ni cuenta se están dando aquellos que lo sostienen; tan ocupados como están en defender sus privilegios. Porque cada vez somos más las que nos ubicamos del otro lado y no queremos corrección sino justicia; no privilegios sino derechos, no éxito individual sino felicidad colectiva.

Y cuando nos encontremos todas las que somos, ¡menudo aquelarre!

¡Hasta la victoria, always!

Florencia Ordóñez nació en Córdoba el 8 de marzo de 1977. Es licenciada en cursillos de nivelación y posee un doctorado en abandono de carreras universitarias. Escribe, publica libros propios y ajenos desde el sello Malasaña Ediciones, hace monólogos de humor, coordina talleres de escritura; ha incursionado en la actuación y el teatro de títeres. También se ha desempeñado en varios trabajos decentes de los que fue oportunamente despedida. Políticamente se define como feminista silvestre y anarco-peronista.

Pilar Emitxin ilustradora y productora gráfica de Córdoba (Argentina). Realizo gráficas feministas y de lucha, además de tareas de diseño y comunicación para los espacios colectivos que conforman nuestro movimiento. Cada imagen trae adentro horas de trabajo, de reflexión, de dolores, de caminos transitados por esta cuerpa que trabaja y lucha en el seno de un mundo en convulsiones. Elijo hacer mi trabajo tejiendo alianzas y redes de cuidados colectivos que pongan en jaque la fragilidad que el capitalismo y el patriarcado nos propone como forma de supervivencia, pero también que muestre otras formas de habitar y re-existir en este mundo. 

para las brujas horrorosas de los cuentos tradicionales

una ráfaga de amor y de justeza

una purga con tabaco en nombre suyo

los tiempos hilaron la metamorfosis

y puedo verlas andar

seguidas por los bichos

juntando yuyos de la pacha

clasificando medicinas

curando empachos y dolencias

hablando con los elementos naturales

con los espíritus de la tierra

y con los dioses

recibiendo información en sueños

rezando con la fuerza interna

leyendo en los astros y en las borras del café

en las manos y hasta en las hebras de pelo

atendiendo a la leyes metafísicas para conjurar la suerte

gozosas brujas

hermosas brujas

orgásmicas

luneras

comunitarias

silvestres

salú

al aquelarre abismal y su arcoíris

a las guardianas del poder no sistemático

no patriarcal

no científico

a las estrellas guías en la noche

a sus sahumos y a sus fuegos

sangre que sigue pulsando el corazón planetario

despierta

C.


Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.

Escribe sobre todo poesía. Juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y lectura para niñes y grandes. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite también se divierte con eso.

En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Gilda Ibeas Madirolas es nuestra ilustradora invitada de allende los mares. Nació y vive en Madrid donde dibuja, baila, enseña y quién sabe cuántas cosas más, pues sol en Géminis. Pueden ver sus dibujos en instagram en @gim_ilustracion

Cada uno de los 4 elementos tiene sus diferentes estados,

a veces de calma y quietud,

otras de sanación y crecimiento,

a veces de activar y mover todas las estanterías,

otras de furia y destrucción.

No voy a enojarme con el fuego.

Voy a enojarme con los verdaderos culpables de este ecocidio.

Con el estado ausente, con la codicia ciega, con la perversa manipulación.

Y voy a dejar que el fuego vuelva a ese lugar de ritual sagrado,

de reunión a su alrededor,

de calor y alimento,

de pasión que nos motiva,

de juntada de brujes,

de mujeres bailando desnudas en la noche,

de faro que alumbra en lo oscuro.

Voy a dejar que el fuego me caliente el pecho,

y mantenga tibias las semillas del monte y de la vida.

Y voy a resguardar las semillas

y nunca dejar de plantar.

Sayi Paris Cavagnaro, nació en Mendoza en 1988, pero comenzó a crecer en Traslasierra, en un lugarcito llamado El Huaico, y de ahí siente que es.
Estudió Artes Plásticas en la UNC y dibuja y baila y hace visuales acompañando músicas y cuerpas..
Hoy sigue creciendo, entre viajes, esta Córdoba que nos une, y sus sierras, entre estxs hermanxs con lxs que crea, entre esta fuerza feminista que nos obliga a revisarnos y deconstruirnos, entre estas líneas que no paran de brotar..

Instagram: @sayiyisa
Facebook: Sayi Ilustraciones y otras hierbas

Para celebrar el ciclo de la abundancia

que se inicia con la temporada primavera/verano,

construimos un ritual

social y comunitario

ancestral.

Es un ritual donde todxs damos y recibimos,

intercambiamos saberes populares,

experiencias y semillas.

Semillas criollas, nativas y libres

que guardan en su interior el origen de la vida

pasado y futuro

historia y cultura

diversidad y soberanía

territorio.

Federica Jachymiak Nacida en Córdoba Capital. Artista visual. Realiza trabajos individuales y grupales en diversos formatos y lenguajes artísticos. Feminista impulsada por el amor a la autogestión, la bici y el entrecruce entre las artes. Contacto: fede.jachymiak@gmail.com Instagram: @fedenbici

Vino la primavera y yo
junto las flores de azahar 
del mandarino y los pomelos
coloco una mesa abajo
una silla aquí
un fuentón allá
anticipando un piso
a la danza imprecisa de los pétalos
recibo diariamente al enjambre de abejas que polinizan
como si hiciera algo importante
en este panorama del miedo y de la urgencia
de la manipulación mediática insalubre
y qué más puedo hacer 
si vivo con cítricos
que entregan sus flores de estación
mientras el mundo explota
es que los árboles no son del mundo
después
llevaré un frasquito a casa de una de mis hermanas
para que perfume el mate
porque mi hermana existe en lo cercano
qué maravilla
y algún amigo muy querido
seguramente
se llevará otro poco
y quedarán a mano
acompañando ritos personales
placenteros
amorosos
impostergables por eso
y por anclar el tiempo humano
a la verdad de unos árboles
que extienden en el patio
su gratitud

C.

Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.Escribe sobre todo poesía. Juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y lectura para niñes y grandes. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite también se divierte con eso.En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Soy Pilar Emitxin, ilustradora y productora gráfica de Córdoba (argentina). Realizo gráficas feministas y de lucha, además de tareas de diseño y comunicación para los espacios colectivos que conforman nuestro movimiento. Cada imagen trae adentro horas de trabajo, de reflexión, de dolores, de caminos transitados por esta cuerpa que trabaja y lucha en el seno de un mundo en convulsiones. Elijo hacer mi trabajo tejiendo alianzas y redes de cuidados colectivos que pongan en jaque la fragilidad que el capitalismo y el patriarcado nos propone como forma de supervivencia, pero también que muestre otras formas de habitar y re-existir en este mundo. 

Cósmica / pla
 

Cuandoo con les compañeres del blog nos propusimos expresarnos desde el tema rituales de primavera, senti-pensé compartir acerca de los propios.

Pero luego, algo en mi me llamo a conocer otros rituales. Y busque acerca de la palabra ritual, que constituye un rito. Un rito es una costumbre o acto que se repite siempre de forma invariable. Y encontré, entre otros, sinónimos como ceremonia y celebraciones.

Desde allí es que “goglee” otros rituales , los cuales me llevaron a explorar ceremonias, y entonces me encontré con la ceremonia – rito – celebración del 21 de septiembre de los pueblos originarios.

En la página del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en la parte del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas me encontré con la celebración Auti Willka Chika, la cual se presenta en el equinoccio de primavera, el tiempo de florecimiento y es cuando la pachamama se viste de colores . (Y también con el Pewv Xipantu, del 20 al 24 de setiembre, etapa o temporada en que se divide un año mapuche y se relaciona a los tiempos de brotes, coincidente con el comienzo de la primavera).

Continué buscando y llegué a la página de ACUMAR en donde encontré que el Auti Willka Chika forma parte de las celebraciones y conmemoraciones de las comunidades indígenas. Y es donde comienza el tiempo de florecimiento y el periodo de las lluvias. Además, es tiempo de Jisk’asata, (siembra) y también momento de esquilar al ganado para comenzar a hilar los tejidos. Y durante los días siguientes a su llegada, se honra la sabiduría de las mujeres ancianas.

En el facebook de Dirección Provincial de Antropología de Catamarca , menciona que esta ceremonia del Auti Willka Chika se representa en la Chakana, cruz andina que contiene el calendario ritual-agrícola. Esta cruz tiene ocho puntas en donde se expresan el número de ceremonias que se realiza en el mundo andino.

La primera es el solsticio de invierno. La segunda es la Auti Willka Chika, en el equinoccio de primavera y coincide con los botones de las flores que estallan, marca el periodo de las lluvias, se da lugar a la siembra de papa, también se inicia con la siembra de quinua, arveja y cebada, por otro lado se esquila el ganado.

Estas búsquedas, exploraciones, indagaciones para conocer otros ritos – ceremonias – celebraciones me llevaron a re-conocer nuevas maneras y modos. E incorporar en mi ser, cada vez más, los ciclos de la pachamama porque soy y somos parte de ella.

Y me detuve a senti-pensar en el agradecimiento por lo que trae cada periodo, temporada. Y alli, me detuve en las lluvias. Y quizá, a modo de rito propio, pedí. Pedí fuertemente la lluviecita -como tantos muches que los hicimos -, no solo para las cosechas y las siembras y el caudal de los ríos y lagunas y mares. Sino también por los incendios provocados, y que el agüita de lluvia nos lave y nos limpie, como humanidad, de estas intenciones de quemar la pacha de la cual somos parte.

  1. https://www.argentina.gob.ar/derechoshumanos/inai/celebraciones
  2. https://www.acumar.gob.ar/prensa/21-de-septiembre-auti-willka-chika/
  3. https://www.facebook.com/direcciondeantropologia/posts/auti-willka-chikael-gran-ciclo-de-la-cruz-andina-chakanaque-es-el-calendario-rit/2699858700033981/

Paola Lucero Antonietti – También Cósmica / pla (o viceversa) – Flor de la red flordelunar, arquitecta, ilustradora, docente, cósmica. Nacida el 2 de setiembre de 1979 en Córdoba Capital.Realiza diseños cósmicos en distintos soportes y formatos: ilustraciones, mosaico fanzines. Arquitecta que pone su mirada en la ciudad y el habitar de la ciudad, haciendo foco en el diseño participativo y colectivo Es docente del secundario en donde aprende mucho de los chicos y las chicas. / Desarrolla talleres con niños y grandes en donde la creatividad es el motor de las producciones. Y juega. Contacto: lapaocosmika@gmail.com / Facebook: Cósmica / PLA / Instagram: Cosmica.pla

Los lazos de amor, tercos, reviven

el romero evoca delicias invernales

la menta se expande, abraza y cuida

los geranios resisten al tiempo y las tormentas

la caléndula reina, generosa

los pensamientos vuelven, cambian, viven

el jazmín del país, ya va queriendo

la verbena, una fiesta

hasta el cactus florece como puede

pero no exageremos

la lavanda murió por causas evitables

el caracol depreda las raíces

la hiedra va invadiendo, venenosa,

toda entrada de luz

toda vía de escape

y esa araña

uy

esa araña

para mis tristezas, Violeta azul.

Florencia Ordóñez nació en Córdoba el 8 de marzo de 1977. Es licenciada en cursillos de nivelación
y posee un doctorado en abandono de carreras universitarias. Escribe, publica libros propios y
ajenos desde el sello Malasaña Ediciones, hace monólogos de humor, coordina talleres de
escritura; ha incursionado en la actuación y el teatro de títeres. También se ha desempeñado en
varios trabajos decentes de los que fue oportunamente despedida. Políticamente se define como
feminista silvestre y anarco-peronista.

Scroll to Top

Hacia arriba

Poesías

07

Mar
2018

Un comentario

En Poesías

Por Noe Sánchez

Poemas para el #8M

En 07, Mar 2018 | Un comentario | En Poesías | Por Noe Sánchez

Les convidamos a escribir poemas para el 8M, para compartirnos, para leer en las actividades que organicemos en todo el pais, para disponer de ellos, para disfrutarlos.

1 –

La mujer nunca quiere coger

Hay que convencerla

Hay que enamorarla

Hay que comprarle el consentimiento

Porque el hombre siempre quiere y la mujer nunca

Si lo hace es porque accede

Es de onda

O porque la chamuyaron bien

Y algo de ganas le dieron

O porque está esperando amor

O se lo prometieron

Y entiende que así se consigue

Pero coger, coger,

Eso no quiere

Por ahí las tortas sí

O por ahí no cogen nunca

O una es medio macho

Y esa es la que convence a la otra

Porque si es mujer

Es seguro que coger

No le interesa

No es un fin en sí mismo

A lo sumo una herramienta

Para conseguir algo del hombre

Que por coger, lo que sea

No les hace un toque de ruido

Estar cogiendo siempre

Con alguien que no quiere?

 

Nemesia Schwarzenbach

 

2-

Voy a decirlo

me gustan las chicas

dicho así parece otra cosa

pero es ni más ni menos lo que quiero decir

me gusta que se pinten los pelos de arco iris

y se rapen

y se claven un alfiler en la nariz

y que todo eso les quede tan lindo

me gustan sus zapatillas maltratadas

sus buzos de Totoro

sus mochilas con pines de Evita

y de Harry Potter

me admira que gusten del animé

que toquen el violín

que escuchen músicas que no entiendo

hay una edad para entender cada cosa

adoro sus uñas con brillitos

lo extenso de su vocabulario

la soltura con la que pisan esta tierra

que hasta se diría,  les pertenece

me gusta que vayan a la marcha con flores rojas

que le discutan a la profesora de Historia

que sean presidentas del centro de estudiantes

que jueguen al futbol

que elijan escuelas técnicas

que voten

las miro caminar de la mano de otras chicas

o de algún muchacho

o de nadie

con una libertad que mi juventud no tuvo

o no supo disfrutar

me gustan esas chicas

algunas son hijas de mis amigos

y todas son hijas de un tiempo

un tiempo que, como la juventud,

no duró para siempre

pero nos dejó la marca imborrable de la plenitud

una sonrisa en los labios

una melodía para recordar

y volver a cantar cuando llegue el día

me caen tan bien esas chicas

y eso quiere decir que aún no estoy tan vieja

no tanto como para decir la juventud está perdida y esas cosas

aunque sí lo suficiente para mirarlas desde esta distancia

desde esta ternura

y esta esperanza

esperanza, sí

porque son estas chicas

las mujeres de un futuro no muy lejano

y quizás sean ellas

quienes suturen las heridas de hoy

y fabriquen nuevamente alegrías

mundos

revoluciones.

 

Florencia Ordóñez

3-

 Vientre mio

 

No soy refugio de nadie más que de mi misma

De que sirve tratar de sostener sin luz

Para que albergar contener hasta quebrarse o explotar

 

Vuelvo la energía hacia mi

Preparar el capullo

Para renacer otra y otra vez

 

No dejaré que me envuelvan las cadenas ajenas

Resistiré a todo mal

Creare lazos y redes si

Desde la salud del alma que renace

 

No permitiré que apaguen mi luz

 

Nastassia Saal

4-

Resistencia

 

No me voy a dejar apagar

No me vencerá el gris de los días

Puede que amaine la fuerza

Pero luciérnaga brillare

 

Y cuando sea el momento

Alzare vuelo

Miraré las estrellas

Sacare de adentro el polvo

 

Volveré a las andanzas

A amar la energía del sol

A observar los árboles

 

No hay mundo hostil que pueda conmigo

 

Nastassia Saal

 

5-

La poesía también es eso

 

Un refugio

Una trinchera

Escondite perfecto

 

La poesía también es eso

Una lucha cuerpo a cuerpo con uno mismo

 

Un cuerpo que se desata

Una piedra que se rompe en mil pedazos.

Dos cuerpos estrechados en un abrazo necesario

 

Que haría yo sin la poesía

En qué lugar desagotaría las tuberías de mis tristezas

Las broncas imperfectas de mis roturas

 

Cómo podría subsistir sin ese subterfugio

A donde iría a parar todo eso que no cabe en este mundo

 

Dónde guardaría las hilachas, la desarmonia perfecta, el grito aullado

 

Que haría con mis miserias

En qué otra parte del mundo caberian

 

Nastassia Saal

 

6-

Mal amor

Perverso   amor

que caminas por las calles

paseando tu estampa

de machote

que a puro golpe

con amargo   besos

puedo romper las ilusiones

opacarme el alma

dejarme   sin aliento.

Tu amor fue oscuridad

Tus gritos, mi silencio

Tus insultos, mi humillación

Tus atropellos, mi sumisión

Tus ultrajes, mi deshonra

que corrompieron mi vida

la llenaron de pena.

Sombrío amor

como cuesta olvidarte

si te veo en cada hombre

que intenta una caricia

un roce de manos, un beso

Mal amor

aunque todavía duela

te digo, te lo juro

que si Dios me premia

con olvido, con amnesia

Volveré amar

Volveré amar

Sin miedo, sin tapujos

Sin rabia, sin reservas

Con pasión, con ternura

Con confianza

Volveré amar

Con el resto de mi alma

si me dejan

 

Esther Simón (Chelín)

Campaña “NI una Menos”

25/04/2015

 

7-

De qué seguridad me hablas?

 

De qué seguridad me hablas?
Si tengo que vivir con el miedo constante a no saber si llego a mi casa
o si la flaca que va caminando adelante mío llega a la suya.
A convertirme en un número más, a que con una foto mía a mí familia le toque buscarme y llorarme.

 

De qué seguridad de hablas?
Si cuando gritas alguna aberración creyendo que es piropo me provocas asco,
miedo a reaccionar por si la situación se transforma en algo peor.

 

De qué seguridad me hablas?
Si cuando salgo ruego que por lo único que me sigan es para robarme la cartera.

 

De qué seguridad me hablas?
Si le tengo que compartir la ubicación a mi viejo
y avisarle cada vez que llego a algún lugar para que se quede tranquilo.

 

De qué seguridad me hablas?
Si cuando queres denunciar porque sufrís violencia
quieren hacerte creer culpable y sentir vergüenza.

 

De qué seguridad me hablas?
Dame la seguridad de poder vivir sin miedo.

 

DE QUÉ LUCHA SIN SENTIDO ME HABLAS?

 

Por las que les arrancaron la vida con total impunidad,
por las que sufren en silencio,
por las que sufrieron y lograron salir adelante,
por las que no tienen voz.
Por vos, por mí, por nosotras.

 

Sabrina Entre Ríos

 

8-

Mujer en los

largos caminos

paso a paso

 

resurrección

 

en las sombras

temibles: coraje

y soledad

 

contemplación

 

misteriosa morfología

que encierra

un mundo cristalino

 

redención

 

sueños que

atraviesan…

se atascan

y vuelan

 

compasión

 

batallas,

intuiciones que

conjugan el ser.

 

templanza

 

la vida que

interpela…

ilusión, deseo

 

despertar.

 

poesía

sendero vital

recorrido por

tu luz.

 

revelación

 

Rosa Beatriz Gonzáles
D.N.I. 14.043.024
San Juan

 

 

9-

 

MES DE LA MUJER
TUCUMÁN-ARGENTINA
DERECHOS RESERVADOS.
MUJER ES
por que en cada paso que lleva
sus pies descalzos no dejan huellas,
silencian los dolores ampollados.
Porque de su vientre un hijo,
ojos negros de mochuelos,
una comadrona con una mano lo levanta,
con la otra ahuyenta su pobreza…
Mujer es
porque sin miramientos en una guerra
se llevaron a su niño…a su hombre…
jamás se lo devolvieron.
Mujer es
por ser la madre de Jesús,
la amiga de Magdalena,
la hija de un Ser Superior.
Mujer es
por que con unos besos borra
los errores que sabe que
van a volver a suceder…
su cabellera se enreda de pasiones,
entre sábanas de seda…
nácar entre las piernas.
Porque en una calle oscura
dejaron su cuerpo desnudo,
todos la señalan…
nadie pregunta el  por qué.
Mujer es
antes que el sol de la madrugada
después para acompañar a la luna solitaria…
de puños cerrados por arrancar el alma
del hombre que golpeó su cara.
Mujer es
porque escribe despedidas,
detrás de sus ojos mojados,
a ése amor que nunca ha olvidado.
Mujer es
sus rodillas se lastiman,
el río ahoga sus sueños,
las espinas clavan su alma ,
sus letras se escriben en poros ensangrentados,
sus pinceles bailan
en gritos silenciados.
Mas mujer es
porque cada día se levanta
buscando una nueva esperanza,
por ese amor que la espera
con besos bien mojados…
al nacimiento que lo llama
el dolor más grato…
los hijos correteando por el patio…
de pan caliente por las mañanas…
a una mesa llena de sonrisas…
al hijo que se ha recibido…
a derechos bien marcados…
al trabajo bien pagado.
Mujer es
porque es mi madre…tu madre…
mi hermana…tu hija…tu esposa…
una flor dentro de tu casa.

Zira Luz Aimé

10-

Yo iré en medio de ellas con la tea en la mano.

                                                                                                                   Julia de Burgos

Por ella

por ella

cincelada a filo de navaja

y a sal de lágrima.

Harapos

inmaduro vientre

bajo la desesperanza.

No voy a llorar.

No quiero.

Por ella

por ella

fosforesce el lujo ancestral

del desamparo

donde la soledad

se arrodilla inaugurando

una culpa más

mujerculpamujerculpa.

No voy a llorar.

No quiero.

Por ella

por ella

inocencia vendida

a precio de hipocresía

cargando sobre los hombros

ese dolor maduro.

¡Ay! Reza       reza

la Guadalupe.

No voy a llorar.

No quiero.

Remiendo retazos

por ella

placenta           nido

regazo del universo

hembra

por ella

rehén

ventana tapiada

sin nombre

sin corona     ni cruz

también por mí.

Por las vivas            por las otras

por las muchas        por las todas

Cubierta la cabeza

a paso firme avanzo

por las calles del mundo

una antorcha

y la poesía.

Soy esta

salgo a convocar

el milagro.

 

Sandra Gudiño
Santa Fe Capital

11-

AQUÍ ESTAMOS

Aquí estamos

prendidas a los sueños,

amparando a los más débiles,

gestando el misterio

de la maternidad,

en las alas de la libertad.

Aquí estamos mujeres,

desafiando al olvido,

a las desigualdades,

a la violencia,

al desamparo.

Aquí estamos de pie

y seguimos de frente

ante la vida.

Aquí estamos

artífices de ilusiones,

en la marea del trabajo

continuo, incesante.

Aquí estamos

en el umbral de la esperanza,

en la persecución de los milagros,

en desterrar la miseria

de corazones vacíos.

Aquí estamos mujeres

siendo las protagonistas

de un presente forjado

en nuestra maquinaria de proyectos

y de un porvenir victorioso.

Aquí estamos…

Zaida Juárez- Santiago del Estero
Derechos reservados de Autor

12-

El peso del sistema entre mis piernas.

Hola amiga. Hoy me siento desanimada. Es muy dura la vida de una mujer sin marido Cris. Me doy cuenta por qué no me separé antes, por qué tantas no se separan nunca. La verdad que no sé por qué te escribo. Creo que tiene que ver con la necesidad de una amiga que sea feminista, si, eso. Alguien que entienda, no porque le haya pasado sino porque conoce las raices del sistema que hace que una mujer “sola” sea equiparable a una mujer desamparada. Todo es más difícil, todo es mas duro, desde el trabajo que no te dan, hasta el miedo de contratar un servicio y pensar que tenes que hacer pasar a un tipo a tu casa donde vivís “sola con tu hija”. Porque es así de contradictorio, aun si tuviera tres hijas adolescentes sería una casa donde viven cuatro mujeres solas. No es odioso y desesperante? No es injusto e indignante? Cuantas tenemos que ser? Sólo si hay un hombre una no esta sola? Hoy siento el peso todo del sistema sobre los hombros, no, peor, entre las piernas. Me recuerda a mi niñez, cuando soñaba con viajar por el mundo y ser periodista, pero me acordaba que nací mujer y me entristecia, me habian dejado muy en claro que hay ciertas cosas muy peligrosas como.para que una mujer sola las haga.
Hoy me doy cuenta que va mucho mas allá. Hay derechos, seguridades, permisos, placeres, oficios y ni hablar de los reconocimientos, que solo vienen adjuntos a un pene.
Para el resto de nosotras, las del hueco en vez de la protuberancia, todo es cuesta arriba.
Me pesa mi entrepierna. Mi carencia de oportunidades y posibilidades determinadas por unos gramos menos de musculo y vasos sanguíneos.
Disculpa amiga por esta catarsis.
Gracias por estar.

 Azul Mussi

13-

‘Feminazi’ me dicen
‘Odias las hombres
Cerra las piernas
No hables de sexo
Reza
No peques
Asesina
Gorda
Nadie menos’
Me voy a la mierda
Las mujeres nos vamos a la mierda
Gritamos ¡a la mierda!
Rompemos todo
Escuchamos
Desarmamos el patriarcado
Lo quemamos
Y lo fumamos
Lo hacemos un bollito
lo metemos en la vagina
Lo mojamos
Se deshace
Lo arruinamos
Le saltamos encima cuando abrimos las piernas
Cuando abortamos
Lo asustamos con un par de tetas
Y lo hacemos chiquitito
Como nos hicieron sentir a nosotras
En la escuela, en la calle
En la iglesia y en el trabajo
Y hoy somos grandes
Grandes como la Matria
Hoy podemos
Hoy nos escuchamos
Hoy estamos
Y hoy SOMOS LA LUCHA

 

María Emilia Ruíz

14-

LAS MUJERES

Las
miro
lentamente
avanzando
blancas
inmaculadas
como
ovejas
tras
el redil
mansas
desconectadas
¿
será así?

pienso –
¡ah
!…mira,
pronto
aparecen
las
embravecidas
las
indomables
las
que nada
las
detiene
las
que avanzan
imperiosas
Irreverentes
en
su rápido
pasaje
se
transforman
se
desbandan
se
disgregan
de
pronto
son
multitud…
las
mujeres.

Janet Garcia Centuriom (Abril)

15-

TE. DEBEMOS

Una
lágrima,
una
lágrima, te debemos
todas
las mujeres.
Ana
Acevedo.

Analfabeta
y pobre
se
te fue la vida
por
los dueños de la muerte
por
los dueños de la vida

Ana
Acevedo.
Se
te fueron los sueños
por
caminos de espinas
como
a tantas niñas.

Ya
no pisaras
las
hojas de otro otoño
y
una canción de cuna
a
tu retoño, no cantaras.

Una
lágrima
Una
lágrima te debemos
todas
las mujeres.
Ana
Acevedo.

Janet Garcìa Centurión (Abril)

16-

MADRUGADA

La madrugada
despierta conciencias
razones.

La inocencia
fue ultrajada.

Bocas cerradas
callan indiferentes.

Niñas olvidadas
de silencios mojados.

Bocas selladas
Dibujan una mueca.

Indiferentes caminantes
Esquivan cuerpos desollados.

Insolentes personajes
de blanco inmaculado.

Miserables corrompidos
Proclaman , igualdades.

Janet Garcìa Centurión (Abril)

17-

Matriz andina

Vengo de los mares de otros siglos
desciendo de Wakanda
Furatena
y del Yuma.

Soy aullido de furia adormecida
volcán de lava indígena
que se resiste a morir en mi sangre.

He muerto muchas veces
como fiebre poblada de fantasmas
recojo vacía la mochila arhuaca
donde guardo metáforas de viaje
para ganarle tiempo a la derrota.

Ahora develo mi voz
que pide ser oída.

Soy memoria
de Bachué y Dabeiba
fogón de piedra
matriz andina.

Traigo en la pulcra humedad
de la arcilla
mi origen de agua sagrada
y en sus entrañas
tejo filamentos
de la nueva mujer

¡Mujer americana!

Ángela Penagos Londoño


18-

ABRASADAS

¡que arda en la hoguera!
Quememos:
las rosas, los bombones,
los lugares comunes,
las frases hechas,
el color rojo lavado y el rosa ama de casa
¡que ardan!
En el fuego violeta de la libertad,
del deseo, mío, tuyo, propio
no quiero que me escribas
una vez al día para confirmar que sigo ahí,
vení a abrazarme, ¡abrasémonos!
No quiero tener treinta años
y dudar de mi felicidad porque no me case con el príncipe azul,
o el verde, o el marrón,
por quedar afuera hasta de la liquidación de fin de temporada
¡Que ardan los talles únicos!
las dietas, las cremas para la celulitis,
la depilación en temporada de verano,
o de garche ocasional.
Voy a poner en la fogata
todas las veces que me declare enemiga de mi misma,
que juzgué con criterio de Juliana Modelo
mis piernas anchas, mi cintura inexistente,
mis no ganas de ir al asado familiar por miedo a las preguntas
“y el novio?” “mira qué lindo te queda!” “ya te recibiste?”
¡que se prenda fuego todo!
y ardamos en las ganas de abrasarnos
de abrazar nuestra humana disidencia.

Paulina Rodríguez (Pepina)

19-

XII

Aquí
A la espera de mí
De mi encerrada
Crucificada
Ansiosa de escaparme
De mí
Aquí
Mirándome
Aterrada
Ociosa
Oscura
Aquí
Aquí donde el viento
Trae palabras
Escasas y bellas
Aquí a la espera
De nosotras
De vos y yo
Conmigo, unidas
Aquí mirándome
Con miradas
Huidizas, casi
Acechantes
Aquí esperándome
Aquí adentro, adonde
Me encuentro
Con la luna
Con la noche
Y aquí, solo aquí
Estamos vos y yo y yo.

Mello Ursula
D.N.I 23394493

20-

El hostigamiento

Hostiga la oruga arrastrándose
Hostiga el viento a los sauces llorones
Hostiga fusta indomable y desalmada.
Cansa el cansancio hastiado de ser hostigado.
Embiste, arrasa, corrompe.
Azote de corazones salvajes incontrolables.
Hostiga el hostigamiento maltrecho y aciago,
Agonía de mí , cobardía indómita.
Hipérbole hostigada.
Hecho manifiesto de este cuerpo mío.
Exageración que hostiga en tu mirada huidiza.
Devenir inescrupuloso que acomete sin permiso.
Otoño malherido y culpable de los soles del verano que dejaste atrás.
Huye, corre, salta el abismo.
Y que la oruga vuele de una vez.

Mello Ursula
D.N.I 23394493

21-

XIII

Fatídica incertidumbre de mi devenir
De cada día de cada hora
A la espera cruenta y desolada de mi soledad
Perenne y arrolladora.
Palabras que esperan ser dichas y escuchadas
Como un tormento inescrupuloso y fatuo
Gramática impune y caótica malsana y absurda
De pensamientos y deseos.
Quien pudiera socorrer estas manos y quien pudiera
Quemar estas líneas de fuego que arden
Eternas e inacabadas
Sobre este cuerpo maltrecho y mal amado
Hecatombe de signos putrefactos en el tiempo
De tu perfidia y tu crudo corazón de piedra.
Saltando al vacío de cada noche sin lunas.
Callar las letras todas las metáforas y no comparar las comparaciones.
Desoír oraciones prosas y cuentos ya contados a la hora de soñar
Callar cada sintáxis y cada hipérbole resumida al escarnio de un pronombre
Callar las manos la escritura los ojos la lectura
Tan burda y espaciada de un mudo ciego
Callar la lengua el idioma y tu nombre
Tal vez así pueda callar a este corazón
Que ya aturde con tanto ritmo corpóreo
Donde me delata y me recuerda la existencia
De que estas por ahí en alguna parte
Y yo aquí., aquí y aquí
Desordenada.

Mello Ursula
D.N.I 23394493

22-

Renacer

Enredadera hostil
Que enreda y encierra
esta espera impoluta
que asfixia y ahoga
cada brote
cada esperanza por renacer
perfecta imperfección
resguardada ante la maldita
circunspecta circunferencia
de cada latido y ritmo
de cada hora, de cada día
perfecta imperfección
de enredos y encrucijadas
aquí y allá, ahora y siempre
que desvelan el sueño limpio
y plácido de un niño bueno
¿Cómo saciar las horas y las noches?
¿Cómo saciar las mañanas y sus soles?
Ansiosa y aturdida
Que enreda hasta el cansancio
La devenida de los otros
Y ese otro que me mira
Perfecta imperfección
Que deshoja y devora
Y cada sereno ensoñamiento
Hasta el hastío
Hasta el cansancio
Hasta el huir putrefacto
Y en donde solo después queda el silencio
Perfecta imperfección
Diríamos qué hacer ante tamaña empresa
Abrumadora
Desenterrar el enredo
Y dejar que el brote nazca
Y se esparza
Por donde quiera
Hacia donde quiera?
Se quiebra y se seca
Pero aun así vuelve renacido
Otra vez
Para ahogarme y asfixiarme
En el tormento de los caminos no caminados
Perfecta imperfección
Que deberemos cortar
De un hachazo
Y que muera de una vez
El cruento enredo
De esta existencia que desalma y enreda
y hostiga y asfixia
Y ahoga y atormenta
Hasta el punto que la perfecta imperfección
Sea solo eso, imperfectamente perfecta.

Mello Ursula
D.N.I 23394493

23-

Calma

Quién calmara estas
Horas nefastas y oscuras
de estas noches sin luna
donde atañen miles de encrucijadas aquí y allá?
Quién será lo bastante
valiente para amar
nuestros fantasmas?
Conjuro y hechizos
de antaño carcomiendo
nuestras vísceras y entrañas
dejando solo el corazón
como castigo
de las horas fatídicas e
inescrupulosas de
esta existencia inexistente.
Quien podrá amigo mío
entender la soledad
que nos corroe y nos maldice donde se ríen los dioses impunemente’
Cómo enfrentar al espejo
con su magia de noches estrelladas donde
ninguna es para nosotros?
Ensueño de cuerpos
Rotos y maltrechos
Buscando oxigeno
Que oxigene
Dando un respiro ilusorio.
Amanecer que se tiñe y se apaga a cada instante.
Luz que titila en las tinieblas de lo
Macabro porque nunca será fogata que quema
Y arde,
Solo un destello putrefacto de agonías y malsanos
cuentos de otras vidas.
Se rompe en mil pedazos
este laberinto inventado y creado con cristales
berretas que solo existieron
efímeros en el viento de mis desvelos.
Cómo podremos escapar de estas noches malheridas
Y de malhechores con cuchillos
afilados de lingüísticas apacibles y caóticas?
Quien será lo bastante valiente y fuerte
para detener
el viento del tormento y la agonía,
el cansancio y el hastío,
palabras que devoran la alegría que suena tan estúpida y vil
en estos días.
Rota.
Roto.
Hechos pedazos por culpa nuestra, solo nuestra
ante la cobardía infame que nos atormenta.
Quien podrá amigo mío
sacarte una sonrisa
desde el fondo de los tiempos
sin sacarte la vida en el intento.
Escucho el canto antiguo
de ancestros inmortales
riendo ante la maldición
perfecta de esta burla descarnada
de tu esencia y la mía,
Tan iguales y tan distintos
Con caminos abruptos, empinados y hostigados
por hechicerías perfectas y sublimes
Dejando un cuervo
esperando el momento exacto
para devorarnos el cerebro y nuestras pobres almas siempre,
eternamente hambrientas.

Mello Ursula
D.N.I 23394493

Provocación

que tu vestido era corto
que tu cara muy pintada
que tu cuerpo de sirena
eran permanente amenaza

que en el baile te movías
mostrando tus piernas largas
que eso provoco al lobo
que en la sombra te asechaba

que al caminar tus caderas
danzaban al son de tus pasos
por eso no entendió un no
cuando aterrada gritabas

que no era horas de andar
caminando por las calles
que la noche era oscura
tentando al diablo del alma

que el barrio era peligroso
que hacías a esas horas sola
no les importo tu muerte
tu suerte estaba echada

te violaron en la esquina
allí cerquita de casa
que tus ropas indecentes
su crimen justificaba

te mataron una noche
sin luna. sin esperanzas
y te mataron de nuevo
cuando de vos desconfiaban

cuando llegara el momento
que no importara tus ganas
que se juzgara al que corte
tan bella flor del mañana

dulce retoño de vida
mujer que en la vida pasas
viva te quiero, te quiero
seas niña, mujer, anciana

viva te quiero te quiero
caminando por las calles
sin que te guarden peligros
por tu femenina raza

viva te quiero, te quiero
ni una menos ni una menos.

Esther “Chelin” Simon
Poeta

 

Tags | , ,

Comentarios

  1. Eliana

    Hola estoy encantada de poder participar en este concursote genial me enamoré

Enviar comentario