Image Image Image Image Image

Los lazos de amor, tercos, reviven

el romero evoca delicias invernales

la menta se expande, abraza y cuida

los geranios resisten al tiempo y las tormentas

la caléndula reina, generosa

los pensamientos vuelven, cambian, viven

el jazmín del país, ya va queriendo

la verbena, una fiesta

hasta el cactus florece como puede

pero no exageremos

la lavanda murió por causas evitables

el caracol depreda las raíces

la hiedra va invadiendo, venenosa,

toda entrada de luz

toda vía de escape

y esa araña

uy

esa araña

para mis tristezas, Violeta azul.

Florencia Ordóñez nació en Córdoba el 8 de marzo de 1977. Es licenciada en cursillos de nivelación
y posee un doctorado en abandono de carreras universitarias. Escribe, publica libros propios y
ajenos desde el sello Malasaña Ediciones, hace monólogos de humor, coordina talleres de
escritura; ha incursionado en la actuación y el teatro de títeres. También se ha desempeñado en
varios trabajos decentes de los que fue oportunamente despedida. Políticamente se define como
feminista silvestre y anarco-peronista.

para las brujas horrorosas de los cuentos tradicionales

una ráfaga de amor y de justeza

una purga con tabaco en nombre suyo

los tiempos hilaron la metamorfosis

y puedo verlas andar

seguidas por los bichos

juntando yuyos de la pacha

clasificando medicinas

curando empachos y dolencias

hablando con los elementos naturales

con los espíritus de la tierra

y con los dioses

recibiendo información en sueños

rezando con la fuerza interna

leyendo en los astros y en las borras del café

en las manos y hasta en las hebras de pelo

atendiendo a la leyes metafísicas para conjurar la suerte

gozosas brujas

hermosas brujas

orgásmicas

luneras

comunitarias

silvestres

salú

al aquelarre abismal y su arcoíris

a las guardianas del poder no sistemático

no patriarcal

no científico

a las estrellas guías en la noche

a sus sahumos y a sus fuegos

sangre que sigue pulsando el corazón planetario

despierta

C.


Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.

Escribe sobre todo poesía. Juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y lectura para niñes y grandes. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite también se divierte con eso.

En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Gilda Ibeas Madirolas es nuestra ilustradora invitada de allende los mares. Nació y vive en Madrid donde dibuja, baila, enseña y quién sabe cuántas cosas más, pues sol en Géminis. Pueden ver sus dibujos en instagram en @gim_ilustracion

Cada uno de los 4 elementos tiene sus diferentes estados,

a veces de calma y quietud,

otras de sanación y crecimiento,

a veces de activar y mover todas las estanterías,

otras de furia y destrucción.

No voy a enojarme con el fuego.

Voy a enojarme con los verdaderos culpables de este ecocidio.

Con el estado ausente, con la codicia ciega, con la perversa manipulación.

Y voy a dejar que el fuego vuelva a ese lugar de ritual sagrado,

de reunión a su alrededor,

de calor y alimento,

de pasión que nos motiva,

de juntada de brujes,

de mujeres bailando desnudas en la noche,

de faro que alumbra en lo oscuro.

Voy a dejar que el fuego me caliente el pecho,

y mantenga tibias las semillas del monte y de la vida.

Y voy a resguardar las semillas

y nunca dejar de plantar.

Sayi Paris Cavagnaro, nació en Mendoza en 1988, pero comenzó a crecer en Traslasierra, en un lugarcito llamado El Huaico, y de ahí siente que es.
Estudió Artes Plásticas en la UNC y dibuja y baila y hace visuales acompañando músicas y cuerpas..
Hoy sigue creciendo, entre viajes, esta Córdoba que nos une, y sus sierras, entre estxs hermanxs con lxs que crea, entre esta fuerza feminista que nos obliga a revisarnos y deconstruirnos, entre estas líneas que no paran de brotar..

Instagram: @sayiyisa
Facebook: Sayi Ilustraciones y otras hierbas

Para celebrar el ciclo de la abundancia

que se inicia con la temporada primavera/verano,

construimos un ritual

social y comunitario

ancestral.

Es un ritual donde todxs damos y recibimos,

intercambiamos saberes populares,

experiencias y semillas.

Semillas criollas, nativas y libres

que guardan en su interior el origen de la vida

pasado y futuro

historia y cultura

diversidad y soberanía

territorio.

Federica Jachymiak Nacida en Córdoba Capital. Artista visual. Realiza trabajos individuales y grupales en diversos formatos y lenguajes artísticos. Feminista impulsada por el amor a la autogestión, la bici y el entrecruce entre las artes. Contacto: fede.jachymiak@gmail.com Instagram: @fedenbici

Vino la primavera y yo
junto las flores de azahar 
del mandarino y los pomelos
coloco una mesa abajo
una silla aquí
un fuentón allá
anticipando un piso
a la danza imprecisa de los pétalos
recibo diariamente al enjambre de abejas que polinizan
como si hiciera algo importante
en este panorama del miedo y de la urgencia
de la manipulación mediática insalubre
y qué más puedo hacer 
si vivo con cítricos
que entregan sus flores de estación
mientras el mundo explota
es que los árboles no son del mundo
después
llevaré un frasquito a casa de una de mis hermanas
para que perfume el mate
porque mi hermana existe en lo cercano
qué maravilla
y algún amigo muy querido
seguramente
se llevará otro poco
y quedarán a mano
acompañando ritos personales
placenteros
amorosos
impostergables por eso
y por anclar el tiempo humano
a la verdad de unos árboles
que extienden en el patio
su gratitud

C.

Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.Escribe sobre todo poesía. Juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y lectura para niñes y grandes. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite también se divierte con eso.En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Soy Pilar Emitxin, ilustradora y productora gráfica de Córdoba (argentina). Realizo gráficas feministas y de lucha, además de tareas de diseño y comunicación para los espacios colectivos que conforman nuestro movimiento. Cada imagen trae adentro horas de trabajo, de reflexión, de dolores, de caminos transitados por esta cuerpa que trabaja y lucha en el seno de un mundo en convulsiones. Elijo hacer mi trabajo tejiendo alianzas y redes de cuidados colectivos que pongan en jaque la fragilidad que el capitalismo y el patriarcado nos propone como forma de supervivencia, pero también que muestre otras formas de habitar y re-existir en este mundo. 

Cósmica / pla
 

Cuandoo con les compañeres del blog nos propusimos expresarnos desde el tema rituales de primavera, senti-pensé compartir acerca de los propios.

Pero luego, algo en mi me llamo a conocer otros rituales. Y busque acerca de la palabra ritual, que constituye un rito. Un rito es una costumbre o acto que se repite siempre de forma invariable. Y encontré, entre otros, sinónimos como ceremonia y celebraciones.

Desde allí es que “goglee” otros rituales , los cuales me llevaron a explorar ceremonias, y entonces me encontré con la ceremonia – rito – celebración del 21 de septiembre de los pueblos originarios.

En la página del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en la parte del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas me encontré con la celebración Auti Willka Chika, la cual se presenta en el equinoccio de primavera, el tiempo de florecimiento y es cuando la pachamama se viste de colores . (Y también con el Pewv Xipantu, del 20 al 24 de setiembre, etapa o temporada en que se divide un año mapuche y se relaciona a los tiempos de brotes, coincidente con el comienzo de la primavera).

Continué buscando y llegué a la página de ACUMAR en donde encontré que el Auti Willka Chika forma parte de las celebraciones y conmemoraciones de las comunidades indígenas. Y es donde comienza el tiempo de florecimiento y el periodo de las lluvias. Además, es tiempo de Jisk’asata, (siembra) y también momento de esquilar al ganado para comenzar a hilar los tejidos. Y durante los días siguientes a su llegada, se honra la sabiduría de las mujeres ancianas.

En el facebook de Dirección Provincial de Antropología de Catamarca , menciona que esta ceremonia del Auti Willka Chika se representa en la Chakana, cruz andina que contiene el calendario ritual-agrícola. Esta cruz tiene ocho puntas en donde se expresan el número de ceremonias que se realiza en el mundo andino.

La primera es el solsticio de invierno. La segunda es la Auti Willka Chika, en el equinoccio de primavera y coincide con los botones de las flores que estallan, marca el periodo de las lluvias, se da lugar a la siembra de papa, también se inicia con la siembra de quinua, arveja y cebada, por otro lado se esquila el ganado.

Estas búsquedas, exploraciones, indagaciones para conocer otros ritos – ceremonias – celebraciones me llevaron a re-conocer nuevas maneras y modos. E incorporar en mi ser, cada vez más, los ciclos de la pachamama porque soy y somos parte de ella.

Y me detuve a senti-pensar en el agradecimiento por lo que trae cada periodo, temporada. Y alli, me detuve en las lluvias. Y quizá, a modo de rito propio, pedí. Pedí fuertemente la lluviecita -como tantos muches que los hicimos -, no solo para las cosechas y las siembras y el caudal de los ríos y lagunas y mares. Sino también por los incendios provocados, y que el agüita de lluvia nos lave y nos limpie, como humanidad, de estas intenciones de quemar la pacha de la cual somos parte.

  1. https://www.argentina.gob.ar/derechoshumanos/inai/celebraciones
  2. https://www.acumar.gob.ar/prensa/21-de-septiembre-auti-willka-chika/
  3. https://www.facebook.com/direcciondeantropologia/posts/auti-willka-chikael-gran-ciclo-de-la-cruz-andina-chakanaque-es-el-calendario-rit/2699858700033981/

Paola Lucero Antonietti – También Cósmica / pla (o viceversa) – Flor de la red flordelunar, arquitecta, ilustradora, docente, cósmica. Nacida el 2 de setiembre de 1979 en Córdoba Capital.Realiza diseños cósmicos en distintos soportes y formatos: ilustraciones, mosaico fanzines. Arquitecta que pone su mirada en la ciudad y el habitar de la ciudad, haciendo foco en el diseño participativo y colectivo Es docente del secundario en donde aprende mucho de los chicos y las chicas. / Desarrolla talleres con niños y grandes en donde la creatividad es el motor de las producciones. Y juega. Contacto: lapaocosmika@gmail.com / Facebook: Cósmica / PLA / Instagram: Cosmica.pla

Las infancias tienen un modo particular de habitar los espacios y lugares. Los dotan de lo lúdico, lo poético, lo esencial.

Desde hace algunos años, por esas cosas de la vida y de las sincronías lindas me ha tocado compartir talleres creativos y artísticos destinados a las infancias.

Y siempre, siempre, he tenido la suerte de aprender en esos encuentros. Estos aprendizajes me invitan a reflexionar acerca de las ciudades y arquitecturas para y con infancias. Observo, experimento y exploro maneras, modos, convites.

Por ejemplo, su habitar en los espacios puede ser desde bajar al piso, arrodillarse, ponerse en cuclillas, hasta corretear, dar vueltas y saltos. Y allí cambia la percepción de un lugar.

O también puede ser escuchar las voces acerca de imaginarios. Por ejemplo ciudades con gusto a helado, casas subidas a trenes, canchas de fútbol con cuatro arcos, rayuelas dibujadas en las nubes, recorridos por la ciudad montando pájaros.

Me sorprendo de la sabiduría de su cuerpo para interactuar entre y con el espacio. Y la versatilidad de adaptarse a cualquier lugar para jugar y re-inventarlo o darle otra forma o uso. De repente una mesa puede ser una casa o un montoncito de tierra una montaña para hacer piruetas o una pared es un lienzo para dibujar. (Me pregunto cuándo es que nos la olvidamos en el recorrido del tiempo y de ser adultxs).

Traen consigo la naturaleza. Porque se sienten parte de este todo. Siempre aparecen en las oralidades y dibujos: árboles frondosos, flores de las más diversas, perros compañeros, insectos gigantes y pequeños, soles de grandes rayos, tormentas bien azules, ríos y mares azules y cargados de peces, montañas imponentes, dinosaurios y dragones coloridos.

Se mueven por las veredas, las calles y las plazas en bicicletas, triciclos, caminando, corriendo, en helicópteros imaginarios o carritos de cartón. Y también con capas mágicas y con súper-poderes. Y en las marchas, son una fiesta.

Las arquitecturas se caracterizan por castillos embrujadas, panaderías floreadas con olor a medialunas, casas coloridas y con corazones, y casas de lxs amigxs y de lxs abuelxs, carritos de pancho y de choripan, cuchas de perros y de gatos, plazas y parques.

Este compartir es un recorte, un pequeño texto que expresa la sabiduría de las infancias en torno a los espacios que les gustan e imaginan. Y que me invita por un lado a re-pensar ciudades y arquitecturas con esta esencia y por otro lado a habitarlas desde estos modos.

Cuando quieran nos juntamos y nos vamos a la plaza en una nube con olor a aromito. Podemos jugar en las montañitas de tierra a rodar con el cuerpo. Y también dibujar un mural en el arenero. Ah! y después si nos da hambre, comemos. Yo elijo ir al carrito que está en la esquina de la plaza que vende ñoquis con salsa a elección. ¿Ustedes?

(La imagen Ciudad Helado es un dibujo de Catalina en un taller realizado en una escuela primaria a partir de las ciudades que nos gustan)

Ilustración: Catalina, 5to grado, Escuela Misioneros Salesianos, Alejandro Roca, 2017. Realizada en el marco de uno de los talleres del Leo Leo Qué Ves, dirigido por Paola Lucero Antonietti

Texto: Pao

Paola Lucero Antonietti – También LaPao Cósmica (o viceversa) –

Flor de la red flordelunar, arquitecta, ilustradora, docente, cósmica. Nacida el 2 de setiembre de 1979 en Córdoba Capital.Realiza diseños cósmicos en distintos soportes y formatos:  ilustraciones, trencadís -mosaiquismo-, fanzines. Arquitecta que pone su mirada en la ciudad y el habitar de la ciudad, haciendo foco en el diseño participativo y colectivo Es docente del secundario en donde aprende mucho de los chicos y las chicas. / Desarrolla talleres con niños y grandes en donde la creatividad es el motor de las producciones. Y juega.

Contacto: lapaocosmika@gmail.com / Facebook: LaPao Cósmica

  • Buenas tardes! Tenés uno que sea nene?
  • Hola! Mmm.. cualquiera puede ser nene
  • Pero casi todos tienen pelo largo
  • Hay nenes de pelo largo, pero bueno, mire, este tiene pelo corto
  • Ah pero tiene pollerita!
  • Bueno señora, este de acá tiene pelo corto y pantaloncito
  • Ay si pero la remera es rosa, no le puedo llevar ese, además tiene las pestañitas pintadas
  • Señora ya no sé qué decirle.. A mí me interesa venderle, pero pestañas tenemos todes y los colores están en el mundo para que los disfrutemos libremente, no le parece?

Quién inventó las reglas que no todxs pueden cumplir para entrar en un casillero? Quién dijo qué va aquí y qué va más allá? Quién le dio veracidad, legalidad a esas reglas? Quién pudo ser tan cruel y egoísta de coartar la pluralidad de nuestros cuerpos, de nuestra expresión de ser, de amar, de vivir? Quién le cortó las alas a nuestra diversidad? Quién nos impuso un color para no dejarnos pintar muchos más? Y mucho peor.. Quiénes cumplieron esas reglas tiranas sin oponerse, sin reaccionar, y condenaron la vida de quienes se atrevieron a desafiarlas?”

(Gabriela Mansilla – Mariposas Libres)

Imagen y texto: Sayi

Sayi Paris Cavagnaro, nació en Mendoza en 1988, pero comenzó a crecer en Traslasierra, en un lugarcito llamado El Huaico, y de ahí siente que es.
Estudió Artes Plásticas en la UNC y dibuja y baila y hace visuales acompañando músicas y cuerpas..
Hoy sigue creciendo, entre viajes y esta Córdoba que nos une, entre estxs hermanxs con lxs que crea, entre esta fuerza feminista que nos obliga a revisarnos y deconstruirnos, entre estas líneas que no paran de brotar..

Inst: sayiyisa
Facebook: Sayi Ilustraciones y otras hierbas

 

Enlazadorx de mundos

quisiera desearte

un deseo

que desearon para mi

 

Que la libertad sea tu bien más preciado.

 

Enlazadorx de mundos

quisiera que la libertad sea para todes les niñes

para todes,

que puedan explorar y ser

en las diversidades de niñeces.

 

Enlazadorx de mundos

deseo que te expandas

como las plantas silvestres.

Ilustrción y texto de Fede

Federica Jachymiak Nacida en Córdoba Capital. Artista visual. Realiza trabajos individuales y grupales en diversos formatos y lenguajes artísticos. Feminista impulsada por el amor a la autogestión, la bici y el entrecruce entre las artes. Contacto: fede.jachymiak@gmail.com Instagram: @fedenbici

cada tanto necesito visitar

a la niña que soy

para que me enseñe

lo que tengo de ella

voy por un camino de tierra hasta su casa

es su infancia la que abre y me recibe

con asombro

quizá reconoce lo que tiene de mí

entonces nos quedamos hasta conmovernos

con el corazón tranquilo

la anciana que somos

un día

vendrá también

podría ser

ahora

nos miraríamos con la misma ternura

sin buscar

sabiendo

C.

Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.

Escribe sobre todo poesía. Juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y lectura para niñes y grandes. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite también se divierte con eso.

En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Soy Pilar Emitxin, ilustradora y productora gráfica de Córdoba (argentina). Realizo gráficas feministas y de lucha, además de tareas de diseño y comunicación para los espacios colectivos que conforman nuestro movimiento. Cada imagen trae adentro horas de trabajo, de reflexión, de dolores, de caminos transitados por esta cuerpa que trabaja y lucha en el seno de un mundo en convulsiones. Elijo hacer mi trabajo tejiendo alianzas y redes de cuidados colectivos que pongan en jaque la fragilidad que el capitalismo y el patriarcado nos propone como forma de supervivencia, pero también que muestre otras formas de habitar y re-existir en este mundo.

Scroll to Top

Hacia arriba

Blog

02

Dic
2017

Sin comentarios

En ¡Hasta la victoria, always!

Por Noe Sánchez

Mujeres en Resistencia

En 02, Dic 2017 | Sin comentarios | En ¡Hasta la victoria, always! | Por Noe Sánchez

Yo quiero decirles estito: nuestro enemigo principal es el miedo. Lo tenemos adentro. Estito dijo Domitila en la mina de estaño de Catavi y entonces se vino a la capital con otras cuatro mujeres y una veintena de hijos. En Navidad empezaron la huelga de hambre. Nadie creyó en ellas. A más de uno le pareció un buen chiste:
Así que cinco mujeres van a voltear la dictadura.
El sacerdote Luis Espinal es el primero en sumarse. Al rato ya son mil quinientos los que hambrean en toda Bolivia. Las cinco mujeres, acostumbradas al hambre desde que nacieron, llaman al agua pollo o pavo y chuleta a la sal, y la risa las alimenta. Se multiplican mientras tanto los huelguistas de hambre, tres mil, diez mil, hasta que son incontables los bolivianos que dejan de comer y dejan de trabajar y veintitrés días después del comienzo de la huelga de hambre el pueblo invade las calles y ya no hay manera de parar esto.
Las cinco mujeres han volteado la dictadura militar.

(Eduardo Galeano)

Si cinco mujeres voltean una dictadura, imaginemos 80.000.

El Encuentro Nacional de Mujeres se realiza en Argentina hace 32 años. La última edición tuvo lugar en Resistencia, Chaco, el pasado mes de octubre. Durante tres días, mujeres de todo el país nos encontramos para debatir, denunciar, formarnos, tejer redes y principalmente celebrar. Porque si algo tiene el ENM es una energía celebratoria, festiva, exultante, con esa alegría desbordante que solo produce la lucha colectiva. En Chaco confluyeron mujeres de organizaciones partidarias, estudiantiles, territoriales, sindicales, de Derechos Humanos, integrantes de colectivos artísticos y barriales…y también mujeres que fueron individualmente, a vivir la experiencia del encuentro y nutrir su hacer cotidiano de otras voces. Algunas íbamos por primera vez, otras participan todos los años; a todas nos cambió la vida. Porque el encuentro y el debate con quien es tu igual, pero quizás piensa distinto, es algo que siempre deja marcas, genera preguntas, nos saca de los lugares cómodos y complacientes donde a veces nos ubicamos. Debatir sobre derechos sexuales y reproductivos, desempleo, pobreza, trabajo sexual, aborto, femicidios, violencia; nos cambió la vida. Pensar los Derechos Humanos en este contexto de extrema vulnerabilidad que vivimos, con un Estado que nos pone en peligro a todos, pero más a las mujeres, a las pobres, a las presas, a las trans; nos cambió la vida. Preguntarnos juntas: ¿Qué hicieron con Santiago Maldonado?, ¿Por qué el derecho de un europeo millonario vale más que la lucha ancestral de un pueblo? Marchar juntas exigiendo igualdad, respeto, desafiando al enemigo principal: el miedo. Todas esas cosas nos cambiaron la vida. No solamente a cada una de las participantes; también al país, al mundo, a la historia. Porque lo personal es político y político es pensar que nada está dicho de una vez y para siempre, que todo se puede cambiar, absolutamente todo: se pueden cambiar las leyes, el idioma, se puede cambiar de sexo, se puede y se debe cambiar todo lo que nos oprima.
No le vamos a regalar la palabra cambio a los empresarios que hoy nos gobiernan. A los cómplices del terrorismo de Estado que planean ajuste y represión con un discurso de autoayuda. Porque nosotras, las mujeres organizadas, también queremos un cambio. Solo que nuestro cambio quiere un mundo más y más grande, donde quepamos todas y todos, donde nadie quede afuera. El de ellos tiende al achicamiento, aspira a un pequeño mundo meritocrático, sólo para elegidos.

En Chaco, en octubre, fuimos 80000 mujeres diciéndole a quien quiera escuchar que acá estamos y no nos vamos a callar nunca más. Y que el mundo va a ser un lugar mejor cuando todas, todos, todes, seamos feministas

Florencia Ordóñez nació en Córdoba el 8 de marzo de 1977. Es licenciada en cursillos de nivelación y posee un doctorado en abandono de carreras universitarias. Escribe, publica libros propios y ajenos desde el sello Malasaña Ediciones, hace stand up, coordina talleres de escritura; ha incursionado en la actuación y el teatro de títeres. También se ha desempeñado en varios trabajos decentes de los que fue oportunamente despedida. Políticamente se define como feminista silvestre y anarco-peronista.

Ilustración: Mechita
Mercedes Machado
Arquitecta+Ilustradora
Integro el dibujo a mano con procesos digitales.
Nací en la Rioja, vivo en Córdoba, Arg.

28

Nov
2017

Sin comentarios

En Invitadxs

Por Noe Sánchez

El día que se abrió un pasaje secreto

En 28, Nov 2017 | Sin comentarios | En Invitadxs | Por Noe Sánchez

Cómo decirlo, cómo explicarlo,
el dia que se abrió un pasaje secreto…

¿Cuáles serán las fuerzas poderosas (además del viento que nos amontona) que nos hacen vibrar a un mismo ritmo?
¿Vendrá simplemente de nuestro latir?
¿Vendrá de toda la creatividad acumulada en nuestra útera?
¿Vendrá de la fuerza de aquellas nubes cargadas de lluvia?
¿será la oscura menguante haciendo estragos una vez más?

El día que se abrió un pasaje secreto…
lo que descubrí
pocas veces lo viví con tanta intensidad.

Amanecía oliendo a lluvia entre los cerros, entre gualicho y gualicho fue lo que tuvo que ser… 60 mujeres respondiendo al llamado, 60 años después de Las Mariposas, un jardín simbólico y real a la vez, tan real, tan real…
Nos encontramos por necesidad y también por el placer que nos guía en toda búsqueda, que nos lleva hacia el encuentro. Mujeres ansiando cruzar las miradas, los abrazos.
Así nos encontró un sábado lluvioso, para nada improvisado, con deseo sentido y organizado.
Después de reunión a reunión a reunión, estábamos listas, encendidas, desveladas por el encuentro: la primer feria y festival feminista de Jujuy: “El Jardín de las presentes”.

“¡Qué momento, qué momento!” Como cantamos orgullosas hace poco más de un mes, reunidas en el Encuentro Nacional. Las mujeres aquí lo vivíamos tan intensamente.
Poder hacer visible todas juntas nuestras luchas, las del día a día, trabajar y expresarnos en un mundo perversamente planeado para el éxito de los machos.

Vivir, sobrevivir en este mundo, con todos los miedos que nos siembran, con todos los mandatos que nos atan, con todas las mentiras que nos inventan.
Resistir, combatir cuerpa a cuerpa, en ese círculo simbólico de contención, de amor, en el que nos abrazamos esa tarde.

Grabada a fuego, la música de nuestras hermanas. Escucharnos con amor, bailar, porque sabemos cuánto vale esa presencia, porque las sentimos con toda su sabiduría. A ellas trovadoras, copleras, tamboreras, musas gualicheras…
Feriantes y más que eso: creadoras auténticas, compartiendo su alma en cada pieza, en cada acción, en cada decisión.

La lluvia nos lavó los miedos, se llevó los fantasmas, nos recordó una vez más la fuerza inmensa que nos potencia al encontrarnos en manada…
Amor, amor , amor, no es otra… el amor real, presente y transformador, de un aquelarre de luchadoras.

Compañeras diversas, reconociéndonos en un abrazo feminista, el día que se abrió un pasaje secreto… y nos animamos a andarlo, fundidas en un Abrazo de caracola.

Breve crónica de la 1ª Feria y Festival Feminista de San Salvador de Jujuy, realizada el 18 de noviembre de 2017.
Rumbo a la 2ª edición del 17 de diciembre de 2017.

 

Gisella Tortoni
*Autora invitada
@numinosas

Tags | , ,

23

Nov
2017

Sin comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Fractal

En 23, Nov 2017 | Sin comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

…la vida —pan de sol para los otros, 
los otros todos que nosotros somos—, 
soy otro cuando soy, los actos míos 
son más míos si son también de todos, 
para que pueda ser he de ser otro, 
salir de mí, buscarme entre los otros, 
los otros que no son si yo no existo, 
los otros que me dan plena existencia…

Octavio Paz


 
La madre, el padre, los hermanos, los ancestros.

El pueblo, los vecinos, los árboles polinizados.

Los primos, los amigos, las tías.

Los desconocidos, los nuevos conocidos, los novios.

Los mates, las danzas, las noches, los estudios, los ritos.

Los de la facultad, los de la calle, los del vuelo, los del trabajo.

Los gestados, los nacidos, los que somos nuevos, renacidos cada día.

Cada uno, siendo en manada

Desde lo más remoto del inconsciente

Al itinerario consciente de hormiga

que confía en el hormiguero

como el lugar justo de su escencia en potencia.

Para saltar los miedos, para arraigar, para volver, para volar.

Para creer, para jugar, para estar, para crear, para luchar.

Soy en red, en fractal, en primigenio encuentro con el otro

Somos, juntos, moviéndonos.

Movidos

 
 

Florencia Sueldo, nacida en 1989, crecida en un pequeño pueblito del este cordobés,
mamá de Inti, Profesora y Licenciada en Historia, Instructora en Yoga, exploradora del
cuerpo y del movimiento consciente, admiradora de la red que construimos en Flor de
Luna.

ilustración: Etnomonte

Acerca de Cecilia María
Cecilia significa ‘pequeña ciega’…
Cecilia María: pequeña mujer ciega que se dedica a construir imágenes.
Sin auorretrato ni biografía. Máquina sensible. Dibujante.
Podría ser un pavo real, un colibrí… o una chuñita.
La Telesita estacionada en una casa de colores.
Olvidada, para vivir recuerda, sin pausa ni prisa. Aprendiz.
Encomendada al Sol. Hija de la Luna. Manos planetarias al servicio del monte.

14

Nov
2017

36 Comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Una Agenda Flor de Luna

En 14, Nov 2017 | 36 Comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

Nosotras nunca habíamos hecho una agenda.
Hace como dos años deseábamos hacer una pero las condiciones no fueron suficientes. Y no es el dinero, yo no recuerdo haber sentido que no íbamos a poder pagarla. En Flor de Luna todo se arrancó de cero. Todo es una apuesta por la autogestión, todo es un desafío de hacer posible colectivamente.
Sucede que en ese entonces no había pasado el #Renacimiento, pienso que tiene más que ver con eso: el evento mágico del Renacimiento que nos confirmó como equipo, como enredadera de flores.

Éste año sí pensé que habría una limitación de dinero, pero ahí estuvieron mis hermanas para ayudarme a confiar otra vez en la ayuda mutua y el hacer colaborativo.

Resuelto el financiamiento nos dispusimos a crear. Lo primero es la intención:
una agenda es una herramienta que acompaña el día a día, entonces nos propusimos acompañarnos en nuestro transitar diario, deseándonos un año hermoso, de mucho disfrutar, de mucho aprendizaje, de mucha reflexión crítica de esa que nos vuelve seres más íntegras e integradas.
Después, una mirada a quiénes somos y con quiénes nos vinculamos, ya nos dio un panorama de muchísima riqueza, de saberes, arte y aportes dignos de compartir.
Es que la potencia de lo colectivo no está solamente en aquello que podemos lograr sólo si nos organizamos y hacemos juntas, sino también en lo que suma la infinita riqueza individual de éstas personas que somos, creativas, inteligentes, hacedoras, dispuestas a la construcción comunitaria desde el desarrollo individual de sus potencialidades.
Asi de pronto había ilustraciones que fueron participaciones colaborativas para otros proyectos, poemas y textos de nuestras blogueras, informaciones que generan nuestras hermanas, sabias, en temas de salud y de espiritualidad. Podíamos iniciarnos en la astrología maya y continuar nuestro camino profundizando desde la astrología occidental. El calendario de siembra, bellamente cíclico. Las recetas, las reflexiones, la mirada amplia sobre la Salud de las mujeres, nos dan cuenta de que lo que somos es ese plus que genera la suma de los aportes de todas. La magia que se produce cuando nos encontramos.

Como no podía ser de otra manera, las colaboraciones son abundantes y bellas. Está repleta de contenido y amor:

* Tiene muchas fechas para conocer e investigar de mujeres que han hecho historia, y de sus luchas que son nuestras.
* Un calendario de siembra que explota de amor mujeril gracias a nuestra bióloga más sorora, Gise.
* Datos sobre nuestros cuerpos que es muy bueno conocer, gracias a Sofi Mujer Pulpo.
* Info sobre salud natural de la mano de Yana Yana
* Recetas vegetarianas muy rico y fácil por Catering del Mar
* Tips para vivir mejor de Ser Bambú
* Información astrológica, sobre las energías que compartimos cada mes con la entrada del Sol en los diferentes arquetipos a cargo de Ciclando
* Aprendemos juntas sobre el calendario Maya con Ixchel Sabiduría Maya
* Recomendaciones de películas con criterio de género
* Por supuesto las fases de la Luna para ayudarnos a vivir conectadas con su energía
* Momentos para decretar la realidad que nos merecemos
* Reflexiones de nuestra hemana Sofía Alzuarena
* Poesía
* Ilustraciones colaborativas  
* Citas inspiradoras

:::Organización::::

– Semana a la vista
– Planificador mensual
– Calendario 2018/2019
– Calendario Lunar
– Agenda de contactos
– Espacio para notas libres
– Directorio Amigues de Flor de Luna

:::Detalles técnicos:::

– Tamaño 15x21cm
– Tapas Kraft semiduras con bolsillos interiores
– 180 páginas bookcel hueso
– Anillado metálico doble

Valor: infinito. Precio: $350

Esta agenda es nuestra primera vez. La primer agenda que producimos. Abre caminos. Uno de nuestros orgullos más bellos. Hija-fruto. Alimento de amor y cuidado creado por nosotras para nosotras, para todas.
A disfrutarla.

Noe Sánchez

 

 

Tags | , ,

08

Nov
2017

Sin comentarios

En Poesías

Por Noe Sánchez

En esto

En 08, Nov 2017 | Sin comentarios | En Poesías | Por Noe Sánchez

a veces puedo ser 

desagradable

al extremo

insoportable

infumable

aburrida

demasiado intensa

hincha ovarios y pelotas

insistente

incómoda

terca

exagerada

solemne

ciega a criterio

desequilibrada

desconfiada

miedosa

iracunda

agotadora

delirante

y por supuesto

soberbia

 

así y todo no aspiro a ser distinta

si a dejarme atravesar por el amor

a desplegarme en el mundo y aprender

 

algo que valga mi pena

 

C.


Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.
Escribe sobre todo poesía. También juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y tejido para adultos, y de lectura y escritura lúdica para niños. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite
también se divierte con eso.
En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Ilustración: Cecilia María – Etnomonte
Cecilia significa ‘pequeña ciega’…
Cecilia María: pequeña mujer ciega que se dedica a construir imágenes.
Sin autorretrato ni biografía. Máquina sensible. Dibujante.
Podría ser un pavo real, un colibrí… o una chuñita.
La Telesita estacionada en una casa de colores.
Olvidada, para vivir recuerda, sin pausa ni prisa. Aprendiz.
Encomendada al Sol. Hija de la Luna. Manos planetarias al servicio del monte.

Tags | , ,

31

Oct
2017

Sin comentarios

En Poesías

Por Noe Sánchez

Me elijo

En 31, Oct 2017 | Sin comentarios | En Poesías | Por Noe Sánchez

he decidido compartirme lo mejor de mí
he decidido florecer en el invierno
he decidido disfrutar de la tristeza
también
recibir el pleno desencuentro
como a un amigo viejo y muy querido
he decidido sentarme a contemplar
cómo me crecen canas alas hojas
prestarme el hombro
darme la mano
desesperarme
parar
desenredarme
volver
a ver mis ojos
como ese mundo de agua en pura luz
he decidido aceptarme
respirar
abrir mis puertas
tomar lo que traiga a nuestra mesa
comulgar mi cuerpo
beber de mi sangre
soltarme
besarme
desnudarme
renunciar
a darme una forma y un color
agradecer así
porque estoy viva
y todo lo que he dado lo conservo
y vos
y vos
y vos
son mi reflejo
y yo
en el amor
no pienso
escatimar

C.

 

 


Camila García Reyna nació el 27 abril de 1987 y es cordobesa criada en Cruz del Eje y Arroyito.
Escribe sobre todo poesía. También juega y por eso publica libros y recita y lee, y participa de puestas teatrales y musicales, y coordina talleres de escritura y tejido para adultos, y de lectura y escritura lúdica para niños. Es Licenciada en Letras Modernas y apasionada por el mate y la comida deliciosa. Es un poco solemne, una pena, pero como se lo permite
también se divierte con eso.
En este espacio de amor habrá una porción de poesía que es una forma de aprender la paz, de reconocerse, de recordarse, de entregarse, de compartirse siendo. Un deseo de encontrarse en las hermanas, de respetarse, de estarse queriendo, de respirar lo que elegimos, confiadamente, un poco más alegres cada vez.

Ilustración: Sonia Avaca

Sonia tiene 41 años, una hija, siempre se dedicó al dibujo, es algo que le sale muy naturalmente y es entusiasta exploradora de sus creaciones. Es cocinera y también estudió diseño industrial.

Contacto: soniaavaca@hotmail.com

Tags | , ,

26

Oct
2017

Sin comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Oh, my Goddess!

En 26, Oct 2017 | Sin comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

¿Alguna vez pensaron en Dios? Sí, ya sé, seguro que muchas veces. Dios es un problema para el ser humano, creyente o no creyente. Dios es un problema, un motivo para iniciar guerras, una pregunta, una respuesta y una exclamació

n. Pero Dios también es una estampita. Y en eso estaba pensando: en la estampita de mi libro de religión del primario. Dios era un señor barbudo, con cara de bueno, sentado arriba de una nube. Y si es cierto que Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza, entonces tenemos que asumir que Dios es hombre. Pero mi profe de religión también me enseñó que Dios es eterno y que existe desde el principio de los tiempos. O sea, desde mucho antes de que el ser humano inventara categorías como hombre y mujer. O sea, que eso del señor de barba me huele mucho a chamullo patriarcal. O sea que como ya descubrimos que la estampita es una convención y un invento, podemos jugar a inventarnos a Dios de otras formas. Por ejemplo, mujer ¿Qué pasaría si descubrimos que Dios es mujer? ¿Y si además del género le sumamos otras categorías? ¿Será pobre o rica? ¿Africana, americana, europea o asiática? ¿O será que Dios es argentina? ¿Será peronista?, ¿zurda?, ¿macrista? (feminista, me temo que no).

A mí me gusta imaginarla negra, pobre y piquetera. “Sacrilegio”, dirán algunos. “Milagro”, dirán otros. Y a esos les diré: “¡Sí!, así me la imagino. Parecida a Milagro Sala”. Negra, pobre y luchadora como Milagro Sala. Con la voz de Tita Merello, el humor de Niní Marshal y el carisma de Gilda. Bisexual, como Annalise Keating. Pícara, como mi abuela. Imperfecta, como todas nosotras. ¿Se imaginan cómo sería el mundo si hubiésemos creado la imagen de un ser superior y eterno con esas características? ¿Habría existido la inquisición? ¿Se condenaría como se condena el aborto? ¿Sería más fácil conseguir zapatos que no tengan esas plataformas como zancos? ¿Las monjas usarían uniforme de colores? ¿Existiría la Barbie?

En eso estaba pensando y no podía dormir. Pero ahora que les pasé la preocupación a ustedes, queridos lectores flordelunares, me siento liviana y jovial, como actriz de propaganda de laxante. Me despido hasta la próxima, y me voy a ver un capítulo de ¿Cómo defender a un asesino?, mi nueva serie favorita.

 

¡Hasta la victoria, always!

Florencia Ordóñez nació en Córdoba el 8 de marzo de 1977. Es licenciada en cursillos de nivelación y posee un doctorado en abandono de carreras universitarias. Escribe, publica libros propios y ajenos desde el sello Malasaña Ediciones, hace stand up, coordina talleres de escritura; ha incursionado en la actuación y el teatro de títeres. También se ha desempeñado en varios trabajos decentes de los que fue oportunamente despedida. Políticamente se define como feminista silvestre y anarco-peronista.

Ilustración: Paola Lucero Antonietti – También LaPao Cósmica o viceversa –
Nacida el 2 de setiembre de 1979 en Córdoba Capital.
Realiza diseños cósmicos en distintos soportes y formatos:  ilustraciones, trencadís -mosaiquismo-, anotadores, cuadritos, murales,  fanzine.
Arquitecta que pone su mirada en la ciudad y el habitar de la ciudad, haciendo foco en el diseño participativo y colectivo.
Desarrolla talleres con niños y grandes en donde la creatividad es el motor de las producciones.
Es docente del secundario en donde aprende mucho de los chicos y las chicas.
Contacto: lapaocosmika@gmail.com
Facebook: LaPao Cósmica y/o Muralenado ANDO –

17

Oct
2017

Sin comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Del monte, la conciencia.

En 17, Oct 2017 | Sin comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

“Toda la tierra es una sola alma, y somos parte de ella” suena el canto mapuche. ”Somos el monte somos la tierra, somos el monte que marcha” al ritmo de los tambores, los verdes y las danzas, suena y resuena casi como un cántico que evoca lo inmediato, un llamado de urgencia, un enorme grito de amor que nos convoca, nos une, nos conmueve en defensa de la vida, la más plena vida. Cuando podamos comprender que somos el todo, cuando podamos sentirnos hijos de la divina madre tierra y no sus poseedores, cuando aprendamos a vivir en reciprocidad…alerta roja, ya no hay tiempo, no hay porvenir que no se construya HOY. Del monte cordobés los aromas, las flores, los colores, las espinas, los frutos. Alimento y medicina. Plantas sagradas, milagrosas. Del monte los ritmos, los caminos, las aves, los ríos. Del monte y por el monte, la conciencia.

Flor de Luna, como proyecto conciente, invita a cada mujer al autocuidado ginecológico acompañando los procesos femeninos con plantas del querido monte, invita también a “sembrar la luna” agradeciéndole a la pacha su cobijo y su entrega, y a bendecirla evitando el uso de descartables.

Así, del monte también, las toallitas Flor de Luna, coloreadas con tintes naturales serranos, por medio de una recolección de bajo impacto, sirviéndonos de hojas de mora y guarán, savia de aguaribay, molle y algarrobo, corteza de eucaliptus, cáscaras de cebolla y el lloro de algunos troncos de algarrobo. Las mencionadas estuvieron ancestralmente, acompañando dolencias y afecciones femeninas, embarazos, partos, nacimientos, creando vida.
 

Escuchemos el llamado y empecemos a conectarnos y reconectarnos con el lenguaje sagrado de la tierra, su ritmo late en la esencia de nuestras almas, porque al fin y al cabo “toda la tierra es una sola alma”, un gran espíritu.

 


Florencia Sueldo, nacida en 1989, crecida en un pequeño pueblito del este cordobés, mamá de Inti, Profesora y Licenciada en Historia, Instructora en Yoga, exploradora del cuerpo y del movimiento consciente, admiradora de la red que construimos en Flor de Luna.

Ilustración: Mechita

Arquitecta+Ilustradora

Integro el dibujo a mano con procesos digitales.

Nací en la Rioja, vivo en Córdoba, Arg.
Ver más en: www.instagram.com/mmercedesmachado/

15

Sep
2017

Sin comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Toallitas que invitan

En 15, Sep 2017 | Sin comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

El regreso a lo realmente importante, a lo natural, al encuentro con uno mismo; volver al eje, a la esencia de las cosas. El eterno retorno. Las toallitas femeninas de tela, de amplias ventajas para la salud, la economía, la ecología, no solo nos traen ventajas sino también, espiritualidad. Conexión. Consciencia.

A través de los años, en estas sociedades cada vez más industrializadas, en donde consumimos un producto ya listo, sin tener que poner ningún esfuerzo para transformarlo, hemos perdido todo contacto y  valoración por el proceso.

Ya nada nos detiene… nada nos hace frenar, sentir, conectar, reflexionar. El uso consciente de toallitas de tela nos trae un poco de nuevo a nuestros orígenes, en donde cada actividad tenía su espacio, su tiempo, su elaboración, y mucho después su consumo.  

El simple hecho de recolectar nuestra sangre, en una tela hecha con amor, llevarla y ponerla en remojo… regar alguna plantita, lavar a mano, seleccionar un buen jabón, dejar secar al sol, al aire, recogerlas luego… todo lleva un tiempo… un detenimiento… Se nos abre un espacio para valorar nuestro ciclo, nuestro ser mujer. Un reconocimiento de que todo esto está ocurriendo, que está aquí presente, que nos invita a ordenar nuestras prioridades, reflexionar sobre nuestras emociones, sobre nuestra naturaleza, nuestras capacidades y potencialidades. Nos invita a amarnos, respetarnos. Porque cuidarnos, nuestra salud y la del planeta, es amor. Es respeto.

Y es que, cuando nos conectamos, con la esencia, con lo que  realmente nos ofrece la posibilidad de vernos, sentirnos… y con el ritual que conlleva el uso, lavado, secado y guardado, estamos volviendo a dar lugar a nuestra espiritualidad. Dotando de sentido a lo sagrado.


Josefina Agüero (Doula) Marina Zárate (Médica). Creadoras de talleres de ginecológía Bioemocional. Podés seguirlas en facebook en @marinazarate.medica

Ilustración: Etnomonte

 

08

Sep
2017

Sin comentarios

En Sin categoría

Por Noe Sánchez

Ilustradora: Etnomonte

En 08, Sep 2017 | Sin comentarios | En Sin categoría | Por Noe Sánchez

Acerca de Cecilia María

Cecilia significa ‘pequeña ciega’…

Cecilia María: pequeña mujer ciega que se dedica a construir imágenes.

Sin autorretrato ni biografía. Máquina sensible. Dibujante.

Podría ser un pavo real, un colibrí… o una chuñita.

La Telesita estacionada en una casa de colores.

Olvidada, para vivir recuerda, sin pausa ni prisa. Aprendiz.

Encomendada al Sol. Hija de la Luna. Manos planetarias al servicio del monte.